¡Afiliate a las Bolsas de Trabajo!

¿Qué son las Bolsas de Trabajo?

Las bolsas de trabajo son colectivos de trabajadores y trabajadoras que se organizan solidariamente con el objetivo de reivindicar y luchar en pos de practicar la actividad que nos caracteriza como especie, la transformación de nuestro entorno, la realización de nuestra vida e historia: el trabajo. Y ni qué decir, vivir dignamente con él y de él.

¿Quienes pueden integrarlas? Todas las obreras y obreros, trabajadores y trabajadoras, desempleadas o desocupadas. También quienes se encuentran subempleados/as por tiempo, que emplean su fuerza de trabajo un tiempo inferior al que podrían, o por oficio. Es decir, que consideran pueden aportar mucho más en otra tarea u oficio que en el o la que están empleando su trabajo o desempeñando.

¿Cómo surgen y dónde?

Surgen resultado de la organización popular en las circunstancias de crisis sanitaria, fundamentalmente a partir de las ollas populares y a impulso de la Brigada José Artigas en el Uruguay. Pero sobre todo, resultado de un largo tiempo de luchas, fracasos, discusiones y derrotas, en un sistema de cosas que hace cada vez más inestable e incierta la historia laboral de todos y todas las trabajadoras y trabajadores, obreras y obreros.

¿Cómo funcionan y qué proponen?

Tras las afiliación los obreros y obreras pasan a conformar un colectivo organizado que no promete empleo pero sí luchar solidaria y dignamente por él, de las formas más diversas y necesarias. Entre otras se enumeran:

  • Capacitar y formar a las y los integrantes para la conquista de empleo y mejora de las condiciones en que se emplea el trabajo. Desde la confección de CV hasta la organización de cursos específicos para oficios necesarios.
  • Construcción de emprendimientos colectivos y solidarios para el empleo de nuestra fuerza de trabajo así como para vivir de ella, resultando entre otros aspectos en la mejora de las condiciones de vida de nuestros barrios por el abaratamiento de servicios y productos necesarios.
  • Divulgación, publicidad y propaganda de oficios y producción, de las y los integrantes de las Bolsas de Trabajo.
  • Ofertar y exigir a las empresas locales, nacionales e internacionales, a los gobiernos locales, departamentales y nacional, el empleo de la fuerza de trabajo organizada en las Bolsas de Trabajo con los criterios de prioridad y urgencia definidos por estos colectivos.
  • Organización de intercambio de producción y servicios solidarios entre los trabajadores y trabajadoras asociados/as.
  • Defender el trabajo de los desocupados y desocupadas frente al vil y mezquino manejo que llevan adelante las empresas de “recurso humanos” y en general.
  • Denunciar la desocupación y el derroche de nuestros valiosos músculos, cerebros y saberes, en un mundo de escasez y miseria para las mayorías y de opulencia para unos pocos.